jueves, 8 de abril de 2010

Lavanda… me encanta¡¡¡

Un cuadro de Charles Courtney Curran (1861-1942), un pintor norteamericano impresionista, mirar que bonito es…
Saquito de flores de lavanda:


Se emplea desde la antigüedad en perfumería. Alimenta el espíritu y ahuyenta la melancolía. Con sólo olerla pueden desaparecer los mareos. Por sus propiedades fumigantes, las hojas secas dentro de pequeños saquitos repelen mosquitos y perfuman ropa, habitaciones y para limpiar suelos de las viviendas.
Son ideales para usar en saquitos dentro de los baños, las bolsitas se deben colgar de alguna cinta. Su esplendida fragancia puede aumentar cuando se humedece con el agua caliente que sale de su baño….
Un remedio tradicional para niños nerviosos, que les cuesta coger el sueño es colocar un saquito de lavanda junto a la cabeza del niño, que pueda inhalar su aroma durante la noche.

Y estos son los saquitos que hice ayer de lavanda, la compré en la feria de creativa el año pasado y aun la tenía en la bolsa… :S  Me gustó mucho el resultado y si vierais como hueleennn mmmmm
Hasta otro ratitooo :****

2 comentarios:

  1. Madreee ... yo quiero un saquito de esossss milagrosossss...!!! , jaja q bonitosss te han quedado y con tu precioso jardín quedan q con solo mirarlos ya quita la melancolia. Ya mismo puedes recoger tu propia cosecha con la plantita q se ve detras de los saquitos... ;).El cuadro de ensueño.

    ResponderEliminar
  2. mmm me diste ganas de salir corriendo a mi plantita de lavanda afuera a oler su aroma jeje... tengo una sola, pero tengo la idea de hacer un cantero lleno de lavandas, son plantitas tan aromaticas, vistosas y de facil mantenimiento que las amo.
    Hermosas las bolsita! son muy dulces!
    un beso

    ResponderEliminar